¿Qué es la motivación?

Qué es la motivación

Si te preguntas ¿Qué es la motivación? Pues la motivación es el combustible de todos los proyectos que emprendemos, sean cuales sean, tanto personales como profesionales. La motivación es esa fuerza oscura que nos lleva y nos permite superar los inevitables obstáculos que se interponen en el camino del éxito. Para entender este concepto, estudiaremos dos tipos de motivación: intrínseca y extrínseca. Entonces continuaremos con algunos consejos sobre cómo no perder la fe… Pero empecemos con una definición. No te olvides de visitar nuestra página de frases motivadoras.

Definición de qué es la motivación

La definición más adecuada del concepto de motivación en el contexto de un proyecto personal, la capacitación por ejemplo, es ésta:

La motivación se refiere a la acción de todas las fuerzas conscientes o inconscientes que nos empujan a actuar en una determinada dirección, a adoptar un determinado comportamiento.

El placer de aprender, por ejemplo, es la verdadera fuerza motriz para llevar a cabo el proyecto personal.

¿Qué es la motivación? Los dos tipos de motivación

Durante un proyecto difícil o particularmente largo como un curso de formación, el entusiasmo no estará a la orden del día. La sensación de no progresar, la dificultad de concentrarse y la impresión de perder el tiempo ante lecciones particularmente difíciles son todas ellas causas de desánimo que deben superarse a toda costa.

La siguiente pregunta que hay que hacer, y no la menos importante, es esta:

¿A qué me puedo aferrar si me desanimo temporalmente?

Para ayudar a resolver el problema de la desmotivación, los científicos sociales utilizan la teoría de las dos motivaciones: Motivación intrínseca y motivación extrínseca.

Motivación intrínseca

Está esencialmente ligado al placer que experimenta la persona que lleva a cabo su proyecto personal. Está motivado por su pasión por el tema y el deseo de aprender más y más. La necesidad de satisfacer su curiosidad y el sentido de asombro permanente, por no hablar de la maravilla, son las fuerzas motrices de su entusiasmo.

Motivación extrínseca

  • Cuando la motivación intrínseca está embotada, cuando el encanto y el gusto por el aprendizaje están a media asta, uno puede entonces tratar de recurrir a motivos externos presentados como recompensas.
  • Si no se ha cometido el error de seleccionar objetivos demasiado ambiciosos, su consecución se considerará un incentivo para continuar con el plan de trabajo. Esta es una recompensa personal.
  • Por lo tanto, si se siente temporalmente desanimado, es aconsejable “auto-estimularse” estudiando el viaje que ha hecho y la distancia a la siguiente meta. A fin de fortalecer la capacidad de perseverancia y recuperar la confianza en sí mismo y el valor para continuar, también es útil volver a ponerse en contacto con los objetivos del proyecto personal emprendido.
  • Si se ha establecido de antemano un diagnóstico suficientemente preciso y exhaustivo de las necesidades, bastará con remitirse a él para encontrar un punto de apoyo, como el cambio de empleo, la obtención de un ascenso o una mejor remuneración, por ejemplo. Por último, también es útil participar en grupos de trabajo en las redes sociales para beneficiarse de la emulación colectiva y recuperar el gusto por el aprendizaje.

A menos que esté completamente desvinculado de las limitaciones profesionales, por ejemplo, durante una licencia de formación individual, tendrá que aprender a hacer frente a su formación, al ejercicio de su profesión y a su vida personal. No es tan fácil y la desmotivación es una emboscada. Estos dos medios de mantener la motivación a lo largo del proceso, la motivación intrínseca y la extrínseca, son esenciales.

Cualquier proyecto personal debe seguir siendo un placer

¿Quién no se ha encontrado intentando en vano concentrarse en un tema aburrido? No importa cuánto nos justifiquemos con “tenemos que hacerlo bien”, a la primera oportunidad nuestra atención se escapa… Y volvimos a leer el mismo párrafo por tercera vez sin entenderlo. Siempre es mejor estudiar los temas que nos gustan. Esto es obvio, pero no es inútil recordarlo.

– El aprendizaje debe seguir siendo un placer

¿Cuántas veces nos hemos encontrado intentando centrarnos en un tema aburrido? Podemos justificarnos con argumentos, pero a la primera oportunidad nuestra atención se escapa… Y volvimos a leer el mismo párrafo por tercera vez sin entenderlo. En conclusión, siempre es mejor estudiar los temas que nos gustan. Esto es obvio, pero no es inútil recordarlo.

La motivación ya está bien organizada

De hecho, dos preguntas esenciales ya deben ser respondidas:

  • ¿Cómo organizarse sin perjudicar la eficiencia profesional?
  • ¿Cómo organizarse sin perturbar (demasiado) su vida personal?

¿Cómo organizarse sin perjudicar su eficiencia profesional?

Sólo una organización perfecta, a la que no se dejará de estar obligado, permitirá combinar la profesión y la formación.

Si el tema de la formación no se aleja demasiado del contexto profesional, es también una oportunidad para poner en práctica sin demora la enseñanza adquirida y acelerar un poco la adquisición de las aptitudes deseadas.

¿Cómo puede uno organizarse sin perturbar (demasiado) su vida personal?

Ya es bastante difícil hacer malabarismos con el horario para llevar una vida equilibrada, es decir, una vida en la que se consiga combinar la actividad profesional, las actividades de ocio, el tiempo familiar y las actividades extraprofesionales. Sin embargo, tendrá que encontrar espacio en su agenda para su programa de entrenamiento.

Ahora sabemos que una vida profesional demasiado intensa puede convertirse en un verdadero amplificador de las tensiones maritales. Corresponde a cada individuo resolver esta ecuación con sus muchas incógnitas de la mejor manera posible, teniendo en cuenta las consecuencias a medio plazo.

Cómo desmotivarse de tres maneras diferentes

La motivación es frágil; si tenemos cuidado, se rompe y da paso a su diabólico antagonista: ¡la desmotivación!

Veamos 3 escenarios que conducen irremediablemente a una desmotivación segura:

  • Perder el tiempo adquiriendo habilidades desechables.
  • Para satisfacerse con un simple “barniz”…
  • No se ha tenido suficientemente en cuenta la fase de aplicación

1. Perder el tiempo adquiriendo habilidades “desechables”

Sólo las habilidades que surgen de un rápido “formateo” durante el entrenamiento acelerado son perecederas y efímeras. Supuestamente para satisfacer las exigencias del cambio continuo, son obstáculos para la adaptación en el sentido de que son sólo reflejos y la adquisición de hábitos que se rigidizan por la práctica sin ninguna reflexión profunda.

Por otra parte, las habilidades reales adquiridas a través de un entrenamiento sólido y una práctica asidua son una clara ventaja. El que acumula habilidades y experiencia se siente mucho más cómodo para resolver nuevos problemas. Es más tolerante a la incertidumbre y sabe cómo mezclar conocimientos de diferentes horizontes para descubrir soluciones originales. Adepto del sistema “D”, sabe desplegar su ingenio sin esperar a que los procedimientos aprendidos o impuestos desbloqueen milagrosamente el problema en el que a menudo lo han sumido.

2. Conteniéndose con un simple “barniz”.

El autoestudio no se recomienda para los diletantes o para los que no tienen mucho interés en aprender. Llevar a cabo un programa de auto-estudio sustancial requiere un esfuerzo constante. Sean cuales sean los conocimientos o habilidades que uno desee adquirir, siempre será esencial estudiar los fundamentos tal y como aprendimos a leer, escribir y contar en la primera infancia.

Muchos de los temas de la formación, cualquiera que sea la ciencia elegida, pueden ser menos atractivos y más desalentadores de lo que esperábamos. Aún así, llevará tiempo y energía estudiarlos. Algunos conceptos permanecerían inaccesibles sin estos antecedentes.

3. No prestar suficiente atención a la fase de aplicación.

Se adquiere una habilidad en el campo. El conocimiento es esencial, pero sin el saber no es suficiente. Evidentemente, es más rentable elegir un tema de formación no demasiado alejado de la actividad profesional para poner en práctica sobre el terreno lo que se ha aprendido.

Vídeo sobre Qué es la motivación

Vídeo sobre Qué es la motivación del canal de Cultura 52